Sunday, February 14, 2010

Andrea Chénier en el Real


Anoche tuve el privilegio de vivir el estreno de la ópera Andrea Chénier de Umberto Giordano en el Teatro Real de Madrid. Era mi primera experiencia en el Teatro Real de Madrid y su estilo me decepcionó mucho. Me esperaba una ópera a la parisina o vienesa, pero en un país como el nuestro, todo es mucho más austero. Austero, pero eso sí, con entradas a precios altísimos (de los 32 a los 250€).

La ópera, como leí en un artículo (me he pasado toda la semana empollando sobre el tema) es el género musical más completo. Tiene una parte musical instrumental, tiene las voces de los cantantes y una gran puesta en escena (escenografía, interpretación, ambientación). No es que no me gustase la ópera, pero perdonadme los más expertos, me pareció algo aburrido. He de decir que a pesar las grandes expectativas que había levantado este trabajo del Teatro de la Bastilla de París las críticas de hoy en los periódicos nacionales han sido desiguales (ABC, La Razón). Coincido con el artículo de La Razón en que a veces se vio una cierta descordinación entre el foso y el escenario, me pareció que el decorado era espectacular, tal vez los intermedios demasiado largos (¿40 minutos?) y la última escena, aunque no la dejan muy bien los críticos, tiene su poder de conmover.

Una buena experiencia para un neófito de la ópera.

2 comments:

Rigolox said...

El teatro real de Madrid tiene fama por tener una acústica impresionante, que pocos teatro u óperas tienen. Además es también famosa por las vistas al anochecer que tiene por la parte de atrás que da al palacio real y la almudena.

La ópera a veces se hace larga sí, pero varios descansos de 40 minutos? siempre que he estado ha habido solo un descanso.

NaCl u2

kay_fab said...

vamos babe! :)